Pensabas que aquí no había montaña?! Estabas muy equivocado!

¡Disfruta de espectaculares paisajes a un paso del mar!

Os dejamos algunas sugerencias para tus escapadas a Dénia 

  • Camí de la Colonia – Cova del Camell
Esta ruta lineal con inicio en la Ermita del Pare Pere tiene una distancia (solo ida) de 5,5km, que se recorren en un tiempo aproximado de casi 2 horas si se realiza a pie. Esta ruta se considera de una dificultad baja.
Es una ruta de montaña por el antiguo camino de la Colonia Agrícola del Montgó, que discurre por la ladera norte, con un trazado horizontal de dificultad moderada.
Desde el casco urbano de Dénia (Pl. Jaume I) accedemos por el Camí Pou de la Muntanya hasta la Ermita Pare Pere, donde 100m más arriba se inicia el camino de tierra, donde encontramos un panel informativo junto a una cadena que impide el paso de vehículos a motor. Una vez superado el desnivel inicial nos situamos en  la horizontal del camino, y  disfrutamos de un recorrido de montaña sin desniveles apreciables, hasta la Cova del Camell.
  • Cova de L’Aigua – Racó del Bou
Esta ruta circular con inicio en la Ermita del Pare Pere tiene una distancia de 5,4km, que se recorren en un tiempo aproximado de casi 3 horas si se realiza a pie. Esta ruta se considera de una dificultad media.
Desde el casco urbano de Dénia (Plza. Jaume I) accedemos por el Camí Pou de la Muntanya hasta la Ermita Pare Pere. 100 m más arriba se inicia el camino de tierra, donde encontramos un panel informativo junto a una cadena que impide el paso de vehículos a motor. Seguimos caminando y giramos a la izquierda en la bifurcación del Camí de la Colònia. A los pocos metros dejamos este camino, tomando por la derecha la senda ascendente hacia la Cova de L’Aigua. Pasamos por la zona de umbría del Montgó, declarada micro reserva, en la que abundan gran variedad de especies vegetales entre ellas algunas endémicas y en peligro de extinción. Por ello caminaremos exclusivamente por la senda, evitando cualquier impacto. Llegamos a la entrada de la cavidad tras superar unos escalones de altura considerable y  encontramos 3 compartimentos de distintas épocas utilizados para embalsar agua. Sólo se accede al sector inicial de la cueva. La visita requiere linterna. Es frecuente que esté inundada con agua tras épocas de fuertes lluvias.
  • Camí de la Colònia – Jesús Pobre
Esta ruta lineal con inicio en la Ermita del Pare Pere tiene una distancia de 6,5km (solo ida), que se recorren en un tiempo aproximado de casi 2 horas si se realiza a pie. Esta ruta se considera de una dificultad media.
Ascendemos por el camí de la Colònia girando a la derecha en la bifurcación, en dirección al Racó del Bou. Al final del citado camino tomamos la senda que asciende hacia la derecha. Ascendemos por una zona de umbría, serpenteando entre antiguos bancales que llegan a situarse más de 100m de altura del Camí de la Colònia. La senda prosigue al pie de la imponente Penya de l’Àguila hasta que rebasamos el collado denominado El Serrallo, donde contemplamos una magnífica vista hacia la vertiente sur del Montgó.  Tomamos la senda a la izquierda recorriendo unos 200m en suave ascenso hasta que llegamos al punto más alto de la ruta, donde enlazamos con la denominada pista del repetidor. Por esta zona de solana iniciamos un cómodo y agradable descenso hasta Jesús Pobre encontrando de nuevo antiguos bancales de secano. Cruzamos la carretera de Jesús Pobre a Xàbia por una zona boscosa de pinos, prosiguiendo por el Assagador de Cabanes hasta girar a derecha por el camí de les Basses para llegar a Jesús Pobre. 
  • Camí de la Colònia – Creueta
Esta ruta lineal con inicio en la Ermita del Pare Pere tiene una distancia (solo ida) de 5km, que se recorren en un tiempo aproximado de casi 3 horas si se realiza a pie. Esta ruta se considera de una dificultad alta.

Ascendemos por el Camí de la Colònia y al llegar a la bifurcación giramos a la  derecha hasta el final del camí de la Colònia (Racó del Bou). Aquí encontramos a izquierda la senda que asciende de manera suave y constante hasta la zona llana del Montgó. En el tramo final de la ascensión la senda se vuelve un poco más escarpada y aumenta la pendiente. Al llegar a la planicie del Montgó la senda transcurre entre piedras erosionadas de afilados cantos (lápiz cárstico). Por ello hay que prestar atención al camino para no tener un tropiezo o caída. La vegetación en esta zona elevada es bastante homogénea: matorral bajo dominado por estepas blancas, coscojas y palmitos, que crecen entre las erosionadas rocas. Tras caminar 1.200 metros por la planicie, encontramos, a nuestra izquierda, una zona marcada con piedras que nos indica el desvío a la Creueta de Dénia. Caminaremos unos 100m.


Estas son las  rutas más recomendables para empezar a descubrir esta zona tan mágica.
 ¿Ya has recorrido alguna de ellas? Que no te lo cuenten.

¡Descansa y refréscate en nuestras instalaciones! 

NederlandsEnglishFrançaisDeutschEspañol